lunes, 10 de septiembre de 2007

CUARTO DE REFLEXIONES

CUARTO DE REFLEXIONES.

Lugar secreto y fúnebre en el cual permanecen los profanos ante objetos mortuorios, para que mediten a cerca de las cosas del mundo material y espiritual y disponga su testamento o ultima voluntad.
Generalmente se halla pintado de negro o imitando una gruta sombría.
Simboliza el centro de la tierra de donde venimos y a la que hemos de volver.
Este cuarto debe estar mas o menos sembrado de huesos, una mesita cubierta con una funda negra y un rustico banquillo, constituyen todo su ajuar.
Encima de la mesa debe haber una calavera, un plato con sal, otro con ceniza, una pequeña lámpara encendida, un vaso de agua, un trozo de pan con moho y un reloj de arena, aquí se introduce al profano para que aprenda y considere que el hombre debe morir en aquel sitio para poder salir regenerado y purificado a disfrutar de una nueva vida.
Es la purificación por medio del elemento de la tierra y esta tomada de los misterios egipcios en que se dejaba al iniciado solo rodeado de momias y emblemas fúnebres para que reflexionara sobre el paso iba a dar, y si no salía victorioso de esta prueba, le tenia que costar la perdida de su libertad, para el resto de sus días.



Onóval Rodríguez Alfonzo
Aprendiz Masón